Alicaidos

Alicaidos
la misma imagen,
el mismo frio
solamente fantasmas oriundos de tu mirada,
un pico punta en la zona lumbar…
Se desmoronan las piernas,
todas mis venas caminaron contigo,
Te tuve indecifrable en mi pecho,
te dejaste una noche querer y quisiste,
pero no tanto como para cambiar el destino.

te quise buscar
en la sinfonia del otoño,
en mis horas tristes,
en cada premio,
y hasta en cada crisis.
Desangré mis últimas fantasías
con el sabor de tu recuerdo,
te invoque en cualquier demonio,
en el sol de mediodía,
en otros cuerpos,
en imitaciones burdas de esa felicidad…
Pero ultimamente
escucho mi nombre por doquier,
Y no es lo mismo
Que cuando tu lo dices -
¡En la forma en que solo tu lo domas!

Ya nadie abrirá dimensiones
Ya ningún sitio será seguro.
desolvaste la historieta
de un final perfecto.
Y me rompe hasta el aire
el asedio del destructor en cada parte
con un poco de este mundo que es el tuyo,
del simulacro de melancolía,
de los astronautas de enajenación.
Completamente desnudos -
nos fuimos quedando sin hojas,
Sin frutos, sin vida,
Sin saber correr,
huir,
sin saber estar,
en otro lugar que no fuera juntos,
resucitando en otro milagro
que no fuera por ti

6 Me gusta

Llega muy hondo este poema.
Es una maravilla, Lubdikar :clap:

1 me gusta

Hermosos y sentidos versos :clap:

1 me gusta

Precioso final para un hermoso poema, compañero!:rose::heart_eyes:
Saludos, Lubdikar.

1 me gusta