Algunas palomas

Luz grisácea,
tenue destello de rayo solar,
La Torre Agbar
se perfila en el cielo plomizo
de la nueva Diagonal

algunas palomas
levantan el vuelo

Es un día cualquiera de fecha no señalada,
un día de tantos en que la mejor noticia
es que no hay correo en mi buzón.

Camino bajo la lluvia que huye lentamente
a través de las cloacas.
En los bolsillos me quedan algunas monedas,
unas llaves que no abren
y en los pies unos zapatos
que se han cansado de andar.

La luz grisácea y la noche sin luna
emergen como una húmeda capa
que cubre la ciudad.

Mi casa queda lejos,
allí donde se terminan las otras casas,
donde en la lumbre me puedo secar.

5 Me gusta

Bonitos versos :clap:t2:

Gracias Águeda… nos vamos leyendo.
Un saludo :+1::slightly_smiling_face::rose:

La luz no se acaba de encender
Bello poema
Saludos Xavier

Muy bueno!! Es un poema muy urbano , se refleja en él un cierto hastío y desencanto, buscando refugio…
Un abrazo, Xavier.:heart_eyes:

La gran Metròpoli que nos envuelve y nos devora…
Gracias Magdalena :+1::relieved::hibiscus:

1 me gusta

Es la visión real de un momento que te hace pensar. La imagen de la inmensidad de la torre y las palomas ante un cielo cargado…
Gracias Maria por tus amables comentarios :slightly_smiling_face::+1::rose:

1 me gusta