Al pato a la naranja (Rhápsody)

SHATHIRIAM

La naranja nació de una flor
azahar la flor del naranjo,
pareciera que hubiera nacido
para meterse en un pato.
Sin embargo, el pato nació de un huevo
pero el huevo fue anterior.
Si la naranja con sus múltiples gajos
entre migajas metidas de la yema de huevo,
no existe manjar superior.
La naranja por si sola
es redonda como el sol
y del sol se alimenta su flor.
Azahar es su olor,
para luego acabar en un plato.
Tiene la piel fina y tersa
con arrugas matutinas,
del color de la mandarina
y la mandarina del mismo color.
El pato nadador entre los ánades,
con brillante plumaje multicolor.
En su vuelo encuentra su horma,
pues como no puede ser de otra forma
a escopetazo lo derriba el cazador.
¿Y el huevo y la flor?
El huevo con la nascencia se rompió,
si no lo casco el cazador
para huevo al plato.
La flor se marchitó
y en su largo viaje
de abolengo linaje
calma su tisana el ardor.
No tiene plumaje
no es como su fruto naranja
pero la naranja,
en el culo del pato acabó.
No hay mayor manjar,
que de gusto yantar
un huevo frito
y la naranja en un pato.

Poemia and Rhápsody ©2022
La fina piel de la cáscara
Alfonso J Paredes

1 me gusta