Al albor de un nuevo día

Cuando el cielo inunde los mares

de suaves colores otoñales,

volverán a besar con sus crestas

las olas que a la arena regresan.

Contra las rocas se estrellan sin clemencia

y soberbias hechizan con su espuma

esculpiendo esculturas

en estallido de blanco y azul.

Así de nuevo se repite la vida

cada día, cada momento,

en circulo cerrado y armónico

baila al son del destino.

Cuando venga de nuevo el ciclo

de vida y muerte segura,

un pedazo de tiempo espera

que la vida se despliegue un rato.

Cuando de nuevo amanezca

y canten los pájaros en mi ventana,

abrirá sus brazos la esencia de la vida

y volveré a disfrutar en tu regazo.

Cuando de nuevo se apague la luz

y se reproduzca el biorritmo natural,

cuando acuda la inquietud a molestar

insidiosa e hiriente

el sagrado sueño fallido,

pronunciaré, entre arrullos, tu nombre

y entre suaves sábanas de seda sentiré

como me aprietas en silencio,

dormiré entonces serena ,

y después del sueño reparador

volveré feliz a despertar

al albor de un nuevo día.

Eva-Gonzalès-El-despertar-1878

Eva Gonzalès, El despertar, 1878.

11 Me gusta

Preciosos versos vitales y románticos, muy esperanzadores tras su sueño, poeta!!!

1 me gusta

Un precioso poema, Margo! Me encantó tu arranque! :blue_heart: :orange_heart:
Abrazos!

2 Me gusta

Hermoso poema…Lo disfruté…Saludos y abrazos desde Buenos Aires…

1 me gusta

Qué bello manantial de sucesivas sensaciones, poeta!
Un gran gusto leerte!
Saludos poéticos y amables!!

1 me gusta

Muchas gracias @Minada por venir por mi rincón poético. :blossom: :kissing_heart:

Gracias compañera por tus palabras. :blossom: :kissing_heart:

1 me gusta

Me alegro que disfrutaras con mi poema, es un halago. :blossom: :kissing_heart:

Muchas gracias @silvelart3000 por tus palabras. :blossom: :kissing_heart:

1 me gusta