Adagio

La soledad me regaló la cronología de sus árboles,
lo hermafrodita de mi espíritu en el útero de aquel silencio.

Soy la distancia de ese logos
hasta los lomos de mis abismos.
Serpentina llena de presagios…

Luego, mis manos, y un adagio.
Un pequeño grano de esa cavilación
cabe un océano y sus edades, y algo de mi…

.

12 Me gusta

Muy bueno Hector!

Qué bello, Héctor.

1 me gusta

Un final de contrastes muy potente…la inmensidad del océano y la pequeñez de tu “algo de mí”. Me pareció precioso, amigo! :blue_heart:

1 me gusta

Qué belleza. Saludos cariñosos.

1 me gusta

Muy amable, mi querida poetisa! :hugs: :bouquet:

1 me gusta

Eres muy gentil, Sinmi. Mis saludos muy afectuosos! :kissing_heart: :hugs: :bouquet:

Gracias por tus palabras, que alumbran la silueta de este humilde poema…

Un abrazo afectuoso, María!! :hugs: :kissing_heart: :bouquet:

1 me gusta

Soledad y reflexión nos conectan al Logos… Espléndida prosa, Héctor!!

1 me gusta

Sabiduría que se abre como un pétalo en la lírica de su arte!

Un abrazo largo y afectuoso, querida poetisa!

1 me gusta