A Inés y Andrea

Levedad, es lo que sois,
una pluma sutil que se agita,
alegría alborotada de satén,
seda resbalando entre los dedos.

Y suavidad incandescente, quizá
esa frescura que te estremece,
pensamientos que despiertan,
como en un lago, profundidad.

Con esos ojos oscuros
y vuestra risa de centeno,
las palabras tan cercanas,
el abrazo siempre invasor.

Sois como un viento, como un alud,
como un glaciar solitario y limpio,
reminiscencias de un tiempo remoto
en la memoria de este padre olvidadizo.

9 Me gusta

Precioso poema para empezar tu andadura, compañero. :rose:
Bienvenido a Poémame! Saludos.

Que bonitos y tiernos versos en tan merecida dedicatoria a tus niñas, poeta!!!

Es un poema precioso, compañero.
Te había visto por aquí pero todavía no te había leído.
No podías haber tenido mejor estreno que con estos versos dedicados.
Sé muy bienvenido.

Gracias María por tus palabras. Llevo poco por aquí, y se agradece vuestra acogida. Os iré leyendo poco a poco. Saludos!

1 me gusta

Muchas gracias Ana María por tus palabras, que me animan en este comienzo. He querido empezar por este poema por el valor personal que tiene para mi…

1 me gusta

Gracias por tus palabras compañera. Estoy disfrutando de la experiencia de empezar a compartir mis poemas…

1 me gusta

Bienvenido a Poémame.

¡Saludos!