A esta hora de lo imposible

Te camino Buenos Ayres.


Te camino con paso de guadaña,

aldea de callejas siempre noche

y siempre fiesta.


Te camino a gritos,

ciega está mi alma

y solo blasfema.


Te camino a esta hora de lo imposible,

cuando tus antiguos moradores

se reúnen en circulo

de presagio.


Te camino

y caigo ante tu cáliz,

ciudad sagrada,

la serpiente y el ave

entre tus calles que van y vuelven.


Y de tus límites vislumbro…

Las cuatro encrucijadas

las cuatro esquinas

exactas

del universo.




Sacred triangle-650
Creación propia

10 Me gusta

caminante me ha gustado su paseo. Un cordial saludo!

1 me gusta

Hola @Ruache,

Disculpa la demora en responderte. Se me había olvidado este poema.

Muchas gracias por tu comentario.

Saludos !

1 me gusta

Hay caminos de todo tipo, solo hay que resolver la encrucijada.
Precioso😘

1 me gusta

Un recorrido hermoso por las calles de tus versos. Abrazos cariñosos.

1 me gusta

Muchas gracias @Checha, por visitar mis letras, leer y comentar.

Saludos !

Como siempre muchas gracias @Sinmi por tu lectura y comentario.

Saludos !

1 me gusta

Un bello paseo de tintes oscuros por Buenos Aires en esa hora en que todo puede suceder… Hermoso poema, compañero!
Saludos, Horacio.

1 me gusta

Muchas gracias por tu lectura y por tus conceptos.

Saludos compañera !

1 me gusta